Clases y más clases

In Mi Diario by Alicia Llanas1 Comment

La semana pasada fue una semana muy ocupada, después del diagnostico de la arritmia todo volvió a la normalidad, realmente tratando de no pensar mucho en eso, y simplemente seguir viviendo y haciendo como lo hacíamos hasta antes de la arritmia.

Este mes va a ser muy ocupado, pero ya es lo último, ya vienen las vacaciones!

En la mañana, de 9 a 12, seguimos con el kinder regular, últimamente he estado pensando mucho en lo que fue este ciclo escolar, y digamos que estuvo bien, pero quizás esperaba más.

En el kinder, aunque Elías esta integrado socialmente, la parte educativa aun no se vió mucho, Elías se mantuvo firme ante sus deseos de jugar, y tocar la bateria con los colores, sigue observando a los demás, y sigue chupandose/mordiendose el dedo. Hace unas semanas hubo un día de trabajo donde pudimos ver a los niños en un día regular de clases, y aunque ví su falta de participación aun y cuando se sabe las cosas, también ví el como si reconoce su nombre de entre un montón de nombres, también como conoce la rutina, pero sigue sin querer participar. Pasaron casi 10 meses y aunque si hubo cambio para bien, también hubo algunas actitudes que surgieron y no se lograron modificar (como la chupada del dedo)

En los últimos días la maestra me ha mandado el libro de trabajo porque Elías no hace las actividades en el salón, y cuando lo pongo en la casa lo hace muy bien! si lo sabe pero no lo hace. no se porque.

Luego en la tarde los lunes y miércoles, seguimos con el apoyo escolar en el Centro Down, también hubo un par de días donde Elías salió castigado, y me decía que: “Laura enojada”, mientras cruzaba los brazos y ponía gestos serios, porque no quería hacer caso, dice Laura que no hacía destrozos simplemente quería jugar. Pero ya viene la evaluación final, y veremos que tal nos fue este ciclo.

Y luego ………….

Elías entro ya a la natación!!!

Vamos a ir el jueves y viernes de 2 a 3.30pm

El primer día no tenía muchas ganas de meterse, primero se sento a la orilla de la alberca a patalear, hasta que lo jale y lo metí. Ahhh porque yo me tengo que meter con el!

Y bueno tratando de no pensar en la arritmia, mientras Elías lloraba y temblaba de miedo, el jueves realmente al final de la clase ya estaba disfrutando de estar en el agua

El viernes ya llegó con la idea de entrar, y de volada al agua con su flotador, claro, todo se volvió caos, cuando el maestro lo alejo de mí, y le dijo que si quería ir con mamá tenía que mover las piernas, así que Elías lloró y lloró, mientras el maestro trataba de hacer que lo escuchara mientras le decía que llorando no iba a lograr nada! que moviera los pies.

Total medio lo logro, pero el necesita la mano de su mamá cerca para sentirse seguro.

Le dimos unas 4-5 vueltas a la alberca, y luego brincamos en el agua, e hicimos bucitos. Esa fue su parte favorita, y si le preguntas que que hizo en el agua, te dice : soplar, 1,2,3, se tapa la nariz, y hace como que mete la cabeza al agua y luego segun se limpia el agua de la cara.

La maestra dice que pronto se soltará a nadar, así que veremos.

So, esos son nuestros días ocupados, Elías nada que terminó cansado, pero la mamá que tal? hasta ayer pude recuperar mis energías. jaja.

Comments

  1. Uuuy fantástico Elias!! la natación te va a hacer muy bien, al rato ya no se va a querer salir de la alberca. A Alex le encanta la alberca y como todavia es pequeño tambien me tengo que meter con el. A aprovechar las vacaciones!

Leave a Comment