día 21 – había una vez…

Una princesa que vivía en un castillo, y aunque tenía muchas cosas, la princesa sabía que algo le faltaba.

Del otro lado de la ciudad había una familia, que hablaban, buscaban, oraban, pensaban, si habría una princesa príncipe para completar la familia.

Un día algo mágico sucedió, y la familia se entero de esta princesa, y aunque no la conocían, y sabían muy poco de ella, sus corazones sabían que era la princesa que habían estado buscando.

Esta familia no sabía donde estaba el castillo donde vivía la princesa, pero pidieron ayuda, y un caballero muy amable les indico que debían de pasar varios obstáculos para poder llegar a la princesa.

Y pasaban los meses, y la familia daba vueltas y vueltas en busca de cada papel, realizando cada estudio necesario para que les indicaran cual era el camino que los llevaría hacia la princesa.

Estos sólo son algunos de los requisitos para adopción en Nuevo León, México

Un día les dieron la noticia de que habían pasado cada obstáculo y de que podrían no sólo conocer a la princesa, sino que con el tiempo y con cariño, la princesa podría ser parte de la familia.

Los tres integrantes de la familia estaban felices y expectantes de conocer a la princesa.

Cuando llego el tan esperado día se pusieron muy contentos, después de casi 4 años de búsqueda por fin la habían encontrado.

La princesa de principio no estaba muy segura de quienes eran estas personas y de si después de la primera visita cuando volverían, pero con el tiempo se dio cuenta de que cada día venían a verla y jugar con ella y la princesa poco a poco fue tomándoles cariño y confianza.

Aunque la familia estaba muy feliz visitando a su princesa, lo que ellos querían es que la princesa fuera a su castillo a vivir con ellos, y que fuera su princesa para siempre, así que el caballero les dio permiso de que la princesa fuera a su castillo y les aseguró que con unos cuantos obstáculos más la princesa podría ser de ellos para siempre.

Y la princesa se fue a vivir con ellos, y todos se fueron adaptando al nuevo estilo de vida, y la princesa entendió que estas personas eran su familia, y con el tiempo los llego a querer, y a saber que contaba con ellos.

Y aunque aun faltan obstáculos para que la princesa sea completamente de ellos, todos viven felices sabiendo que tienen lo que su corazón tanto anhelaba:

*********************************************************************************

Durante el mes de noviembre estaré hablando un poco más sobre esta historia, como comenzó, como paso de ser una idea loca a una realidad, lo bueno, lo malo y lo difícil de nuestro proceso de adopción.