adios al pañal – la teoría y nuestra experiencia

Hoy estaba hablando con unas amigas en un grupo sobre como hacer el entrenamiento para quitar el pañal y me dí cuenta que realmente jamás les platiqué cómo lo hice.

Leí un libro en inglés que me pasaron sobre como entrenar a tu hijo super rápido, hablando de niños sin discapacidad, pero básicamente aplicaba para todos sólo que con los nuestros tardaría un poco más, me sentí muy identificada con la primera parte donde hablaba que uno, como mamá hay que estar preparada mentalmente para los ‘accidentes’ yo sinceramente no lo estaba, y aveces sigo sin estarlo. Quisiera ser de las mamas que dicen “no pasa nada mi niño, a cambiarte y listo” a limpiar, borrón y cuenta nueva, la verdad es que no me gustan los accidentes que involucran pipí y popo, ok se que no es su culpa, pero simplemente no me gustan!, y aunque me he ido haciendo un poco menos asquerosa, y un poco más valiente, califico como el entrenamiento de lo más difícil que he hecho en mi vida! en serio, para mi sigue siendo bien complicado, pero por MI, no por mis hijos. Y si pudiera le pagaba a alguien para que los hubiera entrenado y me los regresará ya entrenados 🙂

Agosto 2009 – Elías a los 4 años y medio

Y por lo mismo me tarde mucho en empezar el entrenamiento con Elías, sinceramente fui una cobarde, y aunque leí el libro y sabía que debía prepararme mentalmente no lo hice, ops, así que cuando empece fue obligatorio que Elías dejará el pañal en 6 meses, y ahora comparto con ustedes lo que hice

Esto es un entrenamiento, así que deben de tener SUFICIENTE ropa interior porque probablemente habrán muchos accidentes y estar bien al pendiente del niño durante TODO el día, especialmente los primeros días.

También deben de tener algo donde escribir a la mano, porque ahí van a anotar los horarios de comida, líquidos, que tanto come y toma, las veces que lo llevaron al baño, las veces que hizo en el baño, las veces que tuvo accidentes, etc. Un reloj, un celular o lo que sea que tenga alarma para que les recuerde que hay que llevar al niño al baño, si son como yo les ayudará porque soy bien olvidadiza.

Te recomiendan que cuando el niño despierte lo lleves al baño inmediatamente, después de cada comida, y antes de dormir, y cada 10 0 15 minutos durante todo el día , por eso les digo que la alarma es de mucha ayuda. Yo creo que después del primer día, ya cuando el niño este dormido al ver las notas puedes darte una idea general de como esta el asunto. (cuando lo intente cuando Elías tenía entre dos y tres años, aguantaba más de 10 minutos pero no más de 20)

El tiempo puede variar, y puede ir incrementando, de 15 minutos a 30 min, y de 30 a 45, y así uno se va ir dando cuenta más o menos cuanto aguantan, una vez entrando en rutina Elías aguantaba casi 1 hr, pero aun así aveces tenía accidentes, para cuando entro al Jardín de Niños, el se aguantaba completamente las 3 horas que estaba en la escuela.

Los expertos te dicen que una vez en el entrenamiento ya NO uses los pañales/pullsups porque se va a confundir, bueno yo no fui, ni soy tan valiente como para hacerlo, la verdad es que pensar en tener accidentes en los paseos, o en casas ajenas me da pena! así que durante mucho rato a Elías cuando salíamos traíamos los pullups, si! aveces se hacía ahí y si! aveces yo decía ‘no pasa nada, trae pull ups’ pero también trataba de que aunque trajera los pullups llevarlo al baño cuando le tocará. No se si esto lo confundiría o no, pero al menos la salud mental de mamá estuvo intacta ja! 🙂

Es mucho mejor llevar el entrenamiento cuando comienza la época de calor, o el mejor clima, porque en el invierno dan más ganas de ir al baño, se pueden resfriar con tanto accidente. Además pueden andar sólo en ropa interior, y así no ensucian más ropa 😉 y como no quería que mojará la cama, o el tapete, o su sillón, traje a Elías en pura ropa interior en un cuarto donde no pudiera mojar más que el piso, bien, me las arreglé! y logre mantener a Elías así mínimo los primeros días en lo que le agarraba bien a la onda de sus horarios de ir al baño.

Mayo 2009 – Elías a los 4 años 3 meses

Aun y que Elías podía aguantarse , no me avisaba para nada cuando quería ir, al parecer sólo avisaba cuando quería hacer popo, pero no cuando quería hacer pipí, yo tenía que estarlo llevando cada x tiempo, e incluso aveces era un pleito porque el no quería ir al baño cuando yo sabía que debía de ir, le tomo casi dos años el que por fin avisará! Y ahora que ya tiene casi 7 le tengo que recordar constantemente porque el se aguanta muchísimo, y tampoco es bueno, aveces que cuando quiere ir es cuando ya casi no aguanta, AH y por lo mismo en las noches pareciera que hace todo lo que aguanto en el día, así que aun no estamos completamente graduados del control de esfinters, y aun no me despido de los pullups, y es que pensar en levantarme en la noche a limpiar mmmm no gracias, aunque aveces, como hoy, esta completamente seco.

Ahora con Eva es otra historia, en la escuela de educación especial donde ella estuvo me dijeron que ella estaba más que lista para el entrenamiento, pero que no hubo apoyo por parte de la casa hogar, así que cuando nosotros la comenzamos a sacar de la casa hogar a los paseos yo la comencé a llevar al baño, no tenía caso que le comenzará a quitar el pañal, si iba a regresar a la casa hogar a lo mismo, pero me dí cuenta que no le tenía miedo al baño lo cual es bueno, y que también podía bajarse y subirse la ropa (aunque batallaba un poco y se hacía bolas) . Mi preocupación era el Jardín de Niños, ella iba a entrar al mismo donde había estado Elías, y seguramente me dirían lo mismo que con Elías, así que yo pensaba que si me daban oportunidad de que ella entrará hasta Enero para así poderle dar bien el entrenamiento, mi sorpresa fue que me dijeron que entendían la situación, y que ellos me ayudarían con las idas al baño ahí en la escuela, uff, así que tenía una semana para entrar a clases.

El primer lunes que Elías ya estaba en clases, y ella y yo nos ibamos a quedar en casa decidí quitarle el pañal y ver que sucedía, con ella no la lleve cada 15 minutos, simplemente quise ver que pasaba (les digo que soy un poquito más valiente) y me dí cuenta que lograba aguantarse aproximadamente una hora, nada mal para haber traido pañal cuatro años.

Octubre 2011 – Eva a los 4 años tres meses

Pues después del primer día y muchísimos accidentes, de pipí y de popó, supe que aunque no avisaba y le importaba poco el estar mojada y sucia, aun así aguantaba 1 hr aproximadamente.

Pues hice exactamente lo mismo que con Elías la comencé a llevar cada hora, y hasta prueba de que realmente soy más valiente incluso en paseos va sin pañal, aunque el problema con ella es la popo.

Lo siento si es mucha información y sin son muy delicados del estomago dejen de leer. 🙂

Ok recuerdan que les dije que en la casa hogar nos dijeron que Eva era intolerante a la lactosa? nosotros no le dimos lactosa (por cierto este es otro tema que debo tocar) desde que llego a la casa y aun así cuando hacía popó no era normal, digo, a la mejor me mal acostumbre con Elías, pero simplemente tenía que haber algo mal con la digestión de Eva.

Con el tiempo nos dimos cuenta que NO era intolerante a la lactosa, y que NO estaba masticando bien los alimentos, lo que quizás le provocaba una mala digestión, lo que causaba un gran desastre y digamos que me he hecho experta y casi cero asquerosa después de limpiar piso, lavar ropa, y limpiar a una niña completamente embarrada (no sólo de las pompis) y no sólo en casa, sino hasta en lugares públicos.

Septiembre 2011 – Eva a los 4 años 2 meses. Después de tomar esta foto me dí cuenta que Eva se había hecho popo y que hasta traía el zapato manchado. Diosss !! de buenas traía cambio de ropa y hasta de zapatos!

Y aunque su digestión ha mejorado muchísimo, aun hay días malos

Y aunque de pipí ya no tiene tantos accidentes y que incluso muchas veces en la noche esta completamente seca, la popó simplemente parece no importarle, y sólo una vez en tres meses he logrado que haga en el baño popó!

Ahora ok, quizás aun falta tiempo para que logre asimilarlo, quizás aun falta tiempo para que sóla avise, pero mínimo quisiera regularle el horario de popó, porque como puede ser en la mañana, como puede ser en la tarde (últimamente es después de que despierta de la siesta), como puede ser en la noche antes de dormir.

Pd. Algo que olvide decir es que hay que saber reconocer gestos, posiciones y lugares donde se sienten mas cómodos para hacer sus necesidades.
Elias se iba a una ventana que tenemos grande en el comedor y como tiene protector por dentro el quería treparlo y ahí tenía sus accidentes, cuando el se iba para ese lugar sabia que se iba a hacer pipi asi que le corriamos al baño. Eva con la pipí no hace mas que un gesto donde abre mucho los ojos pero es que ya se hizo! Aveces no hace mucha cantidad y aun así corremos al baño y termina de hacer ahí , con la popo se pone en cunclillas , si la veo en esa posición le digo que : se siente bien o que vaya al baño, pero insisto por mas que vayamos al baño no hace ahí en cualquier rato que me descuido ya esta en cunclillas y Buh ya se hizo