Mi hijo con síndrome de Down está aprendiendo a leer

Hace dos meses les platique que fui al curso de lecto-escritura, y me dí cuenta que de haber continuado con el programa como lo habíamos empezado hace un par de años ahorita estoy segura que iríamos muy avanzados, pero dada la confusión que tuve en cuanto a los diferentes métodos me alenté.{leer ese post : Confesiones de una madre – lectura}

Después del curso, decidí que iba a llevarlo bien, que no iba a dejar pasar más tiempo, por el bien de Elías, y que iba a empezar con Eva y no dejar que pasará el tiempo para ella también.

La maestra de apoyo de Elías (primaria) desde que inicio el ciclo escolar el pasado agosto del 2011 mostró interés por aprender el método de lecto-escritura, incluso fue a una pequeña plática de lo que es el curso hace unos meses, y comenzamos a hacerlo. El ya sabía su nombre, y re-aprendió a leer mamá y papá, así como agregamos el nombre de Eva. La maestra Teresita (apoyo escolar primaria) comenzó con palabras como “la mesa”, “la casa”, “la silla”, “la llave”, “la tele” y los números “uno”, “dos”, “tres”, “cuatro” y “cinco” la verdad es que algunas palabras parecía si haberlas aprendido bien y otras no tanto (“la llave” y “la silla” fueron muy confusas para él

Cuando le dije que que iba a ir al curso me dijo que tomará muchos apuntes para que le explicará bien. Así que a la semana siguiente tuve una junta con ella y nos pusimos de acuerdo en como lo íbamos a llevar

Primero, escogimos palabras que fueran realmente significativas para Elías, que fueran de dos sílabas, y que no comenzarán con la misma letra, aunque en este último punto nos equivocamos ya que Elías y Eva los dos empiezan con E, además de haber agregado además de “la casa”, “Cesiah” (nombre de la prima de Elías) y “come” (como primer verbo en tercera persona)

Y le explique a la maestra como se trabajaba el método, nos pusimos de acuerdo en el material que íbamos a hacer, y como lo íbamos a trabajar, e hicimos un ‘calendario’ con aproximadamente 1 o 2 palabras por semana dependiendo como lo fuéramos viendo.

Elías ha demostrado mucho interés por aprender nuevas palabras, y le gusta mucho ‘trabajar’ con las tarjetas. Cada día lo hacemos al menos 1 vez. Y la verdad es que me he tomado el tiempo y no me tardo ni 5 minutos, es increíble como uno aveces piensa no tener tiempo para hacer algo que realmente es bien sencillo y que quizás nos tardamos más minutos en otras actividades (como ejem facebookear).

{ Eva es otro punto y aparte, no le ha agarrado la onda tan fácilmente, pero tiene los pre-requisitos { capítulo 4 del libro de lecto – escritura } para iniciar el programa así que pues en eso estamos.}

Quise hacer un vídeo para la gente exceptica al método global de lectura, o para quienes creen que es mucho trabajo, o que no saben como hacerlo, o que no saben por donde comenzar o que creen no tener tiempo.