día 10 – Ser mamá no siempre es tan de color de rosa

In Mi Diario by Alicia LlanasLeave a Comment

Cada día caminamos unas cuadras para llegar primero a la Primaria a dejar a Elías, y luego a Eva al pre-escolar.

Mientras vamos caminando, vamos platicando de lo que soñaron (Elías desde hace mucho me puede contar partes de sus sueños), de lo que ven, del clima, y aprovecho para recordarles cuales son los comportamientos buenos y malos, y  tratar de plantear una situación y ver que es lo que harían.

Por ejemplo, “Elías cuando toca el timbre que vas a hacer?” su respuesta “Ir a la fila” EXCELENTE!!
“Eva , para que son las tijeras?” su respuesta “cabello no, papel!” MUY BIEN!

Y es que Elías y Eva son como niños cualquiera, curiosos, traviesos, aveces algo maldosos, tercos, contestones, dicen mentiras y bueno, ustedes me entenderán si es que han tenido contacto con niños de 7 y 5 años.

En las mañanas aprovecho para platicar con una amiga. mamá de un compañero de Elías, y casi siempre terminamos hablando de como estos niños están en una misión de sacarnos canas, y es cuando me doy cuenta que el síndrome down queda de lado, son simplemente niños.

Elías solía ser más tranquilo, pero no se si es por la hermana o simplemente que esta creciendo, pero se ha vuelto mucho más inquieto, y aveces cuando llego por el a la escuela, sus compañeros me dan la queja de que Elías hizo esto o hizo aquello, me acerco a la maestra y ya me dice lo que sucedió.

Por ejemplo ayer se salió sin permiso para ir al baño, y es que estaba en la clase de inglés, la maestra es nueva y a el le cuesta aveces hablar con gente nueva, así que mejor se salió, cuando lo interceptaron en el camino le dijeron que antes tenía que pedirle permiso a la maestra y no quiso, así que mejor se aguanto y no fue al baño hasta después. Luego andaba jugando con los niños, y a uno le pego allá donde a los hombres les duele, y el pobre niño termino llorando. Son cosas que bueno, el ve, quiere repetir  no mide, y termina mal.

En la casa hay días que me la paso regañandolos y gritandoles, lo siento tampoco soy perfecta y tampoco soy tan paciente, hay días donde termino completamente exhausta de ellos y vuelvo atrás a mi época sin hijos y digo en ¿que momento decidí ser mamá? no es que no los quiera, simplemente hay días que uno simplemente no da más.

Estar en casa y ser mamá de tiempo completo tampoco es cosa fácil, no lo cambiaría por nada en el mundo, pero realmente hay días que quisiera salir corriendo.

La cosa con Elías es que últimamente es bastante distraído  esta comiendo y tarda años, le digo que se quite la pijama y termina jugando, le digo que ya nos tenemos que ir que deje lo que esta haciendo y me dice “uno y ya”, agarra algo que no debe y le digo que no y me dice “yo no fui”, si estoy con Eva haciendo tarea el esta encima de nosotros, si a el le toca hacer tarea no quiere hacerla, le hablo y se hace el sordo, le grito y se ofende, lo mando a hacer algo que no quiere y va golpeando todo en el camino y diciendo “ay mamaaaa”, total, un niño cualquiera de siete años.

Con Eva no batallo para que se levante, se bañe, vaya al baño o se lave las manos. Con Eva es mucho de ten quietas tus manos pues no puede dejar de moverlas, de andar agarrando cosas, si vamos a una tienda tengo que tener cuidado porque en una de esas salimos y ella con algo en la mano que agarro de algún lado. O la comida, todo se le antoja, y la gente todo le ofrece, así que esto es un problema. O de repente se arranca corriendo y hay que ir detrás de ella. O aveces se le ocurre cortarse el cabello, o pegarle a alguna niña, o jalarle el cabello a alguien, y bueno, aveces quiero echarle la culpa a sus 4 años de vivir sin orden, pero quizás es simplemente como es ella, y como son otros tantos niños de su edad.

Hace unos meses conocí a una amiga online, estábamos en un lugar de comida rápida y con juegos para los niños y cuando me ve regañar a Eva, o gritarle a Elías porque no me hace caso, me dice que se sintió normal, que pensó que yo no gritaba, que yo no batallaba con mis hijos, y bueno este post es para quienes creen que mis hijos son un amor siempre, que obedecen a la primera, y que yo soy toda tranquilidad. BUENO FUERA! ja! la vida sería más fácil para todos en esta casa 🙂 y con mucho menos gritos 😉

Al final son niños… al final soy mamá (y bastante fastidiosa por cierto!) ….. no por el síndrome Down, sino porque así somos.

Comments

  1. Alicia sigue tocando estos temas porque a veces se piensa que las mamis de tiempo completo nos la pasamos viendo novelas o conversando por telefono, nada mas lejos de lo que es mi vida. Grace es super resentida asì que la paso hablandole y hasta ahora me hace caso pero tengo hijos mayores y ya se la que me espera!!

  2. Uy Alicia…que razón que tienes…menuda tarea la de ser mamá…en cada epoca hay diferente batalla….los mios ya son mayores pero las edades me plantean cosas distintas y he de tener mucha Paz interior para equilibrarlas todas…..los hijos los veo como señales para no perderme, fijate….a un lado y otro del precipicio…..el interior ha de estar sereno para escuchar lo que realmente te piden…cuando es silencio o una Palabra de Vida……ellos vienen a darme la humildad y asi veo en ellos el Rostro de Cristo. Una autentica y real Bendicion!!!!Animo en tu blog que es bellisimo.

  3. Alicia, como hago para compartir en facebook tus entradas? Has puesto cosas tan buenas y no he podido compartirlas en mi facebook.

    Ahora, me identifico mil con este post. Yo amo y adoro a mis hijos pero que agotado que es ser mama tiempo completo. Un dia de estos reia con una amiga quienes han sido expatriados por trabajo del esposo a Rep Dominicana donde vivo yo y ella antes de venir trabajaba tiempo completo en una super oficina con un super puesto y es mama de 2 niños. Me cuenta que un dia de estos el esposo le dice: "porque estas tan cansada y estresada si ahora solo estas en la casa con los niños???" Dice mi amiga que casi lo mata! Que es peor que trabajar en una oficina! Al menos en la oficina puedes despedir gente si no te hacen caso, pero a tus hijos que? Los vas a despedir? Siempre que me veo salir con un arete menos o con un solo ojo maquillado me pregunto: ¿porque no me parezco en nada a la mama de la revista?? Asi que amiga arriba y con animos que algun dia se haran grandes y descansaremos un poco. Un abrazote.

  4. Buenísima tu entrada!!! pensé que era la única mamá gritona!!! jajajaja
    un abrazo y suerte con los chiquillos 😉

  5. Mi mamá solía decir.. Me dan ganas de correr y no parar.. y sí a veces me siento así exactamente¡¡ Ya me veo como la película de Rainman jajaja. Somos seres humanos a fin de cuentas y como cualquier otra mamá. Sólo queda darnos ánimos respirar profundo y continuar. Saludos

Leave a Comment