Guía para que tu hijo aprenda de ti en cada interacción

Cuando conocí Comunication Partners, era tan sencillo que parecía mentira.

Pero decidí intentarlo, Elías tan sólo tenía tres años, y nos cambió la vida. Aun tengo mucho que practicar y mucho que cambiar, pero usando estos pasos verás que todo mejorará, para tí, para tu niño, y el entorno será mucho más feliz y menos estresante.

MAMA, MAESTRO, MUNDO: 
TU ERES DEMASIADO PARA MI
Problemas comúnes y como puedes solucionarlos

Demasiado imposible. Tu niño aprende de sus compañeros y las tareas que enfrenta. Cuando las tareas son imposibles para el de intentar, el se retará y creerá que el no puede aprender o socializar con éxito 

Consejo: Haz que las tareas y tu sean posibles para él

Demasiado rápido. Cuando tu te mueves o hablas más rápido que él, el niño no aprenderá mucho contigo. Cuando te mueves o hablas a su ritmo para que el responda, el aprenderá y se comunicará.

Consejo: Espera más, baja tu ritmo al ritmo de tu hijo


Demasiado pronto. Tu niño sólo puede hacer lo que en su desarrollo le permita. La mejor manera de medir esto es esperar a que el haga un paso más de lo que ya sabe o puede hacer

Consejo: Ve de acuerdo a su desarrollo, evita lo que el no puede hacer en este momento

Demasiado confuso. Cosas comunes para nosotros pueden ser confusas y complicadas para un niño, intenta hacer una cosa a la vez o rompe las metas en posibles pasos

Consejo: Hazlo simple, una cosa a la vez

Demasiado poco tiempo. Tu niño simplemente necesita más tiempo del que le ofreces normalmente. Permitele más tiempo para iniciar, responder y finalizar una tarea y verás un niño mucho más competente

Consejo: Más esperar y dar tiempo para terminar.

Demasiado adulto. Mientras más actúes de modos que el niño pueda actuar y comunicar, el niño socializará y comunicará más.

Consejo Se como un niño



Demasiada poca aceptación.  Cuando esperamos cosas que el niño aun no puede hacer, no aceptamos las cosas que el si puede hacer en este momento. Esto resulta en que el niño deje de intentar cualquier cosa. Acepta y enseñale un posible siguiente paso a su conducta

Consejo Acepta lo que el SI puede hacer y después muestra un siguiente paso

Demasiado demandante. Demandar, crea tensión y congela al niño. Tendrás más éxito si tu respondes a lo que el hace y después le enseñas un paso más.

Consejo Responde más

Demasiado aburrido. Enseñar es visto frecuentemente como trabajo y no como juego. El niño aprende mucho más cuando eres divertido y jugueton. Y regresaran más seguido contigo para aprender si lo haces divertido. Motivar a tu niño requiere de que lo despiertes. Hablar mucho no lo hará. Acciones, expresiones y sorpresas si lo harán.

Consejo: Se divertido y chistoso.

Muy poca acción. A los adultos les gusta más pensar que actuar; los niños son lo opuesto. Entre más activos y físicos sean con un niño, el aprenderá más y se comunicará más

Consejo: Se activo y físico

Muy poco tiempo de espera.  Los adultos esperamos muy poco. Cualquier silencio, y lo llenamos, lo que impide a un niño que va más despacio poder responder, practicar y que tenga el éxito que necesita

Consejo: Espera silenciosamente a que el niño actue

Demasiado controlador. Como nosotros, cuando un niño es controlado, el niño se apaga y se siente sofocado. Permítale al niño que controle las situaciones la mitad del tiempo; esto lo mantendrá motivado.

Consejo: Deja que el niño tenga el control la mitad del tiempo

Demasiados cambios. Muy frecuentemente el niño apenas se está enfocando cuando ya le estamos cambiando la tarea. Mientras más le permitas terminar una tarea, mas el niño querrá aprender

Consejo: Deja que el niño termine.

Demasiado futuro, muy poco del ahora. Tu hijo vive en el aquí y en el ahora y uno como adulto se preocupa mucho por el futuro. Mientras más te concentres en el presente del niño estarás mejor preparado para su futuro.

Consejo: Concéntrate en sus acciones y sensaciones en el ahora.

Demasiadas expectativas de adulto. Muy frecuentemente de la manera que hablamos y actuamos asumimos que nuestro niño puede hacer lo que hacemos. Consderamos que el niño se equivoca cuando no actua como nosotros, y eso es un gran error. Todo niño puede hacer un poco más y eso es lo que tu debes esperar de él.

Consejo Espera un siguiente paso

Demasiado académico. Mucho de lo que le enseñamos a los niños es para la escuela o para memorizar y tiene poco uso diario y práctico. Los niños aprenden más cuando les enseñamos acciones y comunicaciones que el pueda usar frecuentemente y tenga un uso diario.

Consejo: enséñale lo que el puede usar ahora

Demasiado “hacer por él”. Frecuentemente los padre hacen cosas que pueden hacer por sí sólos. Esto los hace flojos y pierden tiempo de práctica que es muy necesario. Cuando tu esperas y observas, podrás ver mucho de lo que el puede hacer y te sorprenderá. No vivas su vida por el, el puede hacerlo por sí mismo

Consejo: Permitele al niño hacer más por si mismo


Demasiado “esta bien o mal”.  Lo que esta “bien o correcto” para ti muchas veces no es lo correcto en el desarrollo de tu niño. Tendrás más exito al ver lo que hace no como un ‘error’ sino como un importante paso para el desarrollo, y para que puedas enseñarle cual es el siguiente paso.

Consejo: Mira los intentos como pasos del desarrollo

Demasiados exámenes y preguntas. Las preguntas es la manera de que muchos de los adultos interactuan con niños, pero las preguntas no le enseñan nada. Frecuentemente frustan al niño. Enseñale al niño que hacer o decir en lugar de ponerlo aprueba a ver si puede hacerlo

Consejo: Muestrale, no lo pongas a prueba

Demasiada concentración en la edad del niño. Tu hijo tiene diferentes edades del desarrollo. El puede tener un año en lenguaje, 3 en motricidad fina y 6 en motricidad gruesa. Espera y entrena a tu hijo segun su desarrollo no según su edad, si es que quieres que crezca

Consejo: Cuando haga una tarea, concéntrate en que etapa del desarrollo va

Demasiada comparación con otros niños Tu niño tiene su propio camino. Toma el mejor camino para ayudarle a crecer. Espera de él bastado en sus últimos éxitos no comparandolo con los éxitos de otros.

Consejo: Compara al niño con sus recientes esfuerzos

Demasiada culpa de los padres. Los padres pueden olvidar fácilmente sus éxitos cuando se sienten responsables y culpables. La culpa es una perdida de tiempo. Los padres no son el problema pero si pueden ser la solución.

Consejo: Encuentra tus poderes asombrosos como padre

Date cuenta que tu niño puede aprender y comunicarse con cada interacción uqe tenga con las personas. Así que crea una comunidad de “Compañeros de Comunicación” para tu hijo. Sin embargo, esto puede suceder sólo si tu y los otros (maestros, terapeutas etc)  actuan y se comunican de maneras que sean posibles para el niño. Frecuentemente decimos que un niño no puede hacer algo cuando la realidad es que podrían hacerlo si la gente y las situaciones fueran posibles, interesantes, activas, razonables para su desarrollo, divertido y algo que pueda hacer y comunicar  frecuentemente

Texto obtenido del grupo de Communication Partners del Dr. Jim McDonald, traducido por Alicia Llanas