Eva se graduó de pre-escolar!

Hoy al despedirme de las maestras explote en llanto, y es que hoy significó muchas cosas más que sólo una simple graduación.

Hace dos años Elías se estaba graduando de pre-escolar, y les di la noticia a las maestras: voy a volver, nos acaban de dar la noticia de que nos aprobaron como papás de una niña con síndrome de Down que tiene 4 años.

Jamás imaginamos lo que nos esperaba unos meses después

Al llegar con Eva a la escuela fue una experiencia totalmente diferente a la que había vivido con Elías, por el simple hecho de que Eva es una niña completamente distinta a Elías.

Eso nos asusto a todos

Eva pegaba, se salía corriendo del salón, lloraba sin razón aparente, arinconaba a niños sin importar genero ni estatura, se gano una reputación de “salvaje” muy rápido, los niños la señalaban “ella es la que pega”, “ella no es mi amiga” y mi corazón de mamá se dolía.

Pasé muchos meses enojada con Eva, pensaba que quizás había sido una mala deicisón haberla integrado a la escuela tan rápido, tan sólo tenía un par de semanas con nosotros y ya la habíamos llevado a la escuela, fue una época muy dificil, pero poco a poco fue mejorando

Con ella viví la parte difícil de la integración, entender que ella pertenecía ahí, aun y que pareciera que no

Su integración y la mía era importante

Lo entendí muy tarde, pero parte importante de la integración escolar, creo yo, es la integración no sólo del niño con síndrome de Down a la escuela, sino la de la mamá del niño con síndrome de Down con las otras mamás.

Todo este tiempo estuve evitando a todas las otras mamás, parte por miedo, porque no quería que nos preguntaran cosas, no quería hablar de la adopción, no quería que todos se enterarán de que adoptamos a Eva, aun y cuando probablemente ya muchos lo sepan. Era mucho más fácil ir a dejarla y retirme, así no tenía que dar explicaciones o meterme en líos.

Adiós pre-escolar

No tengo palabras para agradecer a la escuela por tan grande apoyo, lo hicieron con Elías, pero con Eva fue extraordinario. Eva requirió muchísima atención y muchísima paciencia. Se que fue dificil para todos los involucrados pero logramos avanzar.

La Eva que sale es una Eva diferente a la que entró, de eso no hay duda, y es el ejemplo de como cuando la gente se involucra puede lograr grandes cosas en la vida de alguien.

Hola primaria

Ahora a lo que viene, un nuevo reto, por un lado tranquila de saber que la que fue maestra de Elías los últimos dos años será su maestra los próximos dos años, por otro lado un poco nerviosa de como será Eva en la primaria

Por lo pronto todos estamos expectantes de ver como será tener a ambos en la escuela juntos por primera vez, y minimo ellos ya estan muy felices de que así será, de que ambos irán a la escuela de niños grandes.

Y como de los errores se aprenden, me metí a la mesa directiva, así que veremos como nos funciona eso también 🙂