hace tres años iniciamos el proceso de adopción

Mi esposo y yo llegamos a las oficinas del DIF de Monterrey, para ir al departamento de adopciones. Teníamos cita con un psicólogo y hasta ese punto no teníamos certeza de lo que iba a seguir, pero lo que si sabíamos era el porque estábamos ahí.

Días atrás nos habíamos enterado de una niña, la niña de mis oraciones, con la que soñaba y esperaba un día tener.

Frecuentemente me preguntan porque adoptar, porque no tener un hijo biológico, porque no embarazarme, si somos muy jóvenes.  No tengo una respuesta lógica, sólo se que ese anhelo inicio y creció con el tiempo y aquel 8 de diciembre del 2010 por primera mi esposo y yo estábamos haciendo algo al respecto, sabiendo que había una niña quien pudiera ser nuestra futura hija.

No la conocíamos. No sabíamos nada de ella. La única información que teníamos es que tenía 3 años, síndrome de Down, ojos claros y necesitaba una familia, y ahí estábamos nosotros en una sala, esperando que llegará la hora de nuestra cita creyendo sinceramente que nosotros podíamos ser esa familia

Ese día sólo nos pudieron dar dos detalles sobre ella (no habla y es muy berrinchuda), y hoy definitivamente no es lo que define a Eva.

Hoy Eva es una niña que brinca, corre, da vueltas, ríe, llora, habla, grita, canta, baila, juega con muñecas, escribe, lee, cuenta, arma rompecabezas, juega fútbol, que le encanta los espejos, así como ir de compras. Ha robado el corazón de muchas personas al ser como ella es, y el de otras tantas al conocer su historia. Es una niña fuerte y luchadora, que no se da por vencida fácilmente, entiende mucho más del o que puede expresar, asiste a la escuela, ve la televisión, le gustan los perros, ama las burbujas, no le importa jugar con tierra, le gusta el ipad y todo lo que tenga pantalla táctil, es delicada con los bebés, esta dispuesta a ayudar, no se deja vencer fácilmente, le gusta aprender, ir al cine. etc

Y aunque su mayor área de dificultad es la conducta y lo social, no es la misma niña que nos describieron aquel día, ni la que conocimos hace dos años.

¿Cómo hubiera sido nuestra vida de haberla ignorado?  ¿Cómo estaríamos ahora si nos hubiera dado miedo el adoptarla? no lo sé. ¿habría encontrado una familia si nosotros no hubieramos ido? tal vez ¿cómo sería su vida vida sin una familia? me lo puedo imaginar

Sólo se que Eva es la niña que hacía falta en esta casa. Hay ruido, risas, gritos, baile, riesgos, sorpresas gracias a ella.

Ella es como la cereza del pastel, como la estrella del pino de navidad, le da ese toque especial y le da brillo a nuestra familia.

“Yo te deseaba más de lo que puedas imaginar, así que envié amor para que te siguiera a donde tu fueras. Es tan alto como lo desees. Es rápido como un duende. Jamás lo superaras… porque se estira sólo!
Así que sube cualquier montaña.. sube al cielo! Mi amor te encontrará. Mi amor puede volar! Haz un gran chapuzón! Mi amor te encontrara. Mi amor puede nadar!
Jamás se pierde… o juega…. o se sienta con amigos.
Puedes bailar hasta que de marees…. pintar hasta que manches de azul…
No hay lugar, ninguno, donde mi amor no te pueda encontrar.
Y si algún día estás sola, o si algún día estas triste, o piensas que has estado mal… sólo levanta tu cara, y siente el aire en tu cabello. Esa soy yo, mi dulce bebe, mi amor esta ahí.
En el pasto verde… en la fragancia del mar… en las nubes flotando… en lo alto de un árbol… en el sonido que los grillos hacen al final del día….
‘Tu eres amada. Tu eres amada. Tu eres amada’ todos te lo dicen.
Mi amor es tan alto, y tan ancho y tan profundo, que siempre está ahí, aun y  que estés dormida. Así que levanta tu cara y no temas caminar adelante de tu propio desfile.
Si eres mi pequeña bebé o ya eres toda una adulta, mi promesa a ti es que nunca estarás sola.
Eres mi ángel, mi querida, mi estrella… y mi amor te encontrará, estés donde estés”

Traducción de : Wherever You Are, My Love Will Find You.  De Nancy Tillman