La maestra le hizo bullying a mi hija con síndrome de down

Eva ha tenido unos días malos en la escuela, le ha pegado a otros niños, no quiere hacer caso, se tira al suelo, bueno ustedes se imaginan la escena.

Las que han sido sus maestras desde el pre-escolar, yo les tengo un enorme cariño y un gran respeto, porque ser maestras no es fácil, pero ser maestras de Eva no ha sido N-A-D-A fácil.

Cuando conocimos a Eva

A Eva la adoptamos a los cuatro años, a las dos semanas entro a la escuela, sin hablar, sin estar entrenada para ir al baño y casi durante todo un ciclo escolar con accidentes diarios, con una conducta pésima, retadora, difícil, y claro no era para menos, su vida había sido volteada de cabeza, lo que ella conocía como hogar, como su vida, había quedado atrás para entrar a una nueva vida que aunque parecia mejor para ella significaban cambios, demasiados cambios. Y que ella entrará a la escuela quizás no era la mejor opción, aun y que ella estaba lista y preparada academicamente y tenía el potencial para lograrlo, su conducta siempre ha sido su gran piedra de tropiezo.

Todos los días se salía del salón, todos los días tenían que ir por ella, correr detrás de ella literalmente para poder que volviera, algunas mamás se quejaban de que por Eva sus hijos no tenían la atención que debían, incluso una vez se salió de la escuela y cuatro maestras iban detrás corriendo con todas sus fuerzas para alcanzarla y Eva riendo creyendo que era un juego, le pego a sus compañeros, le rompió cosas a los demás, una pesadilla, todos los días llegaba y me daban quejas tanto las maestras como los niños, no ha sido fácil, y las maestras han hecho un excelente trabajo, han entendido, han hecho, han buscado, han cambiado estrategias, y bueno hoy, casi tres años después de que Eva llego a nuestra familia puedo decir que aunque a veces pareciera que no ha avanzado si lo ha hecho, enormemente, pero eso no quita que tenga días que retrocede, no sabemos porque, no sabemos si es su carácter, su edad, si hay algo que le moleste, que le recuerde, o simplemente anda en sus días y hoy fue uno de ellos.

Yo siempre les he dicho a sus maestras yo se que Eva es difícil, quien me diga “pobrecita” cuando me ven que la regaño, por favor, los invito a que la tengan un día, un fin de semana con ustedes y luego me cuentan, no quiero asustar a nadie, no es que sea terrible, pero es una niña inquieta, que en ocasiones busca pelear, asustar y marcar su territorio, suena exagerado pero tengo varias historias que lo comprueban, y bueno las maestras tienen mi permiso de hacer lo que sea necesario por el bien de su seguridad, y con esto me refiero a que si ven que esta corriendo hacia la calle y creen que no la alcanzan la agarren como puedan y si es del chongo o de la blusa no importa, y lo se porque me ha pasado, su maestra de grupo tiene una voz muy fuerte y para bien y para mal, eso es lo que funciona con Eva, una voz fuerte, una voz firme, no que grite, sino que imponga, es la única manera que ella puede lograr entrar en razón, y créanme que a veces es agotador tener que estar hablándole así.

Hoy llegue por ella, como cada día llego y le pregunto a Eva: como te portaste? y últimamente me responde con una gran sonrisa y un tono de orgullo: muuuuy maaaaal. luego nos dirigimos hacia la maestra y platico con ella sobre lo que haya pasado en el día, me paso la lista de detalles pero luego me dice: Señora, es que Eva se salió… bla bla bla …. y no quería regresar…. bla bla bla …. ella estaba sentada enojada … bla bla bla ….no me hacía caso….. bla bla bla …. me agache, la tome de los brazos y le dije: mírame a la cara, te estoy hablando…. (técnica que usamos con ella porque tiende a hacerse la desentendida) y logre que se parara…. bla bla bla …. me la lleve al salón. Hasta ahí suena como un día “difícil con Eva” pero de rato se entero que durante esa escena no estaban solas, había una pareja, unos padres de familia (de no se quien) que la vio como “maltrataba a la niña” y fueron con la directora y se quejaron de que la maestra le hacía bullying a la pobre niña que no estaba haciendo nada, sólo estaba sentadita tranquilamente.

Hable con la directora y todos estamos de acuerdo de que agradecemos el “cuidado” que tuvo esta pareja, pero que también sabemos que la maestra estaba haciendo su trabajo y que no le falto jamás el respeto ni la daño de ninguna manera.

Pero pienso hubiera sido lo mismo, si la escena hubiera sido una maestra con un niño sin síndrome de Down? Yo he escuchado a maestras gritarles horrible a los niños, y decirles tontos o que son muy lentos, pero en una manera realmente hiriente, yo no se si haya padres que se quejen de ellas, pero si lo que la maestra hizo con Eva fue bullying (que a mi parecer no fue así), por favor, le pido que lo siga haciendo, porque lo que ella ha hecho durante este ciclo escolar ha formado a Eva y ha cambiado y le ha enseñado cosas que para mi serían imposibles de trabajar en casa