Cada respiro es una segunda oportunidad

Estos últimos meses los puedo resumir de dos maneras: CAÓTICOS y EMOCIONANTES

Cuando tenía la edad de Eva me encantaba jugar a la escuela, soñando tal vez un día ser maestra, pero así como quise ser docente, también quise estudiar psicología, locución y un día escribir un libro.

Termine estudiando Ingeniería en Sistemas, sin ejercer porque decidimos que estar con nuestro hijo era prioridad, mi hijo me necesitaba, y sé que tomamos la mejor decisión.

Ahora tengo la oportunidad de hacer ambas cosas, de quedarme en casa y trabajar desde casa. Y haber encontrado algo que disfruto mucho.

No soy maestra de titulo, pero si de corazón. He encontrado mi vocación en esto. Y no es por nada, pero creo que soy muy buena 🙂

Y agradezco la oportunidad que me ha dado cada familia de ser parte de sus vidas.

Tengo muchas ideas, muchas cosas que quisiera hacer, libros, material, adecuar un salón de clases, asesorar a otros a distancia, dar pláticas, quizás ser maestra de apoyo/sombra de alguien…. de pronto ya no tengo miedo. Hemos estado hablando mi esposo y yo de cosas a futuro, y agradezco infinitamente el tenerlo para ayudarme a aclarar ideas, para darme el empujón que necesito, sin él probablemente seguiría con mis dos alumnos.

Todo esto me ha dado más ánimo y alas para hacer más, aun no defino bien el rumbo, pero lo bueno es que hay oportunidades, he tomado un nuevo respiro, y me he llenado de energía, ya no sólo es por mis hijos, es por otros más.

Quisiera que otros padres y maestros se llenarán de esta misma energía, que vieran que no es que nosotros seamos especiales, sino simplemente nos hemos propuesto metas y nos hemos tomado el tiempo necesario.

Hace un mes vino la primera familia foránea, y he estado hablando con tres familias/grupos/asociaciones con las que probablemente se concrete algo en un futuro cercano,

He dado dos pláticas en linea, que han tenido buen resultado y que seguiré haciendo.

¿Por qué lo hago? 

Por que un día yo estuve en blanco, no sabía por dónde empezar, hacia donde ir, ni como hacerle.

He ido a congresos, talleres, pláticas, cursos, he leído paginas “oficiales”, de expertos, de padres, de maestros, pero trasladarlo a la realidad era una cosa diferente. Y amigos (puedo llamarles amigos?), saber mucho y no hacer es pérdida de tiempo, y el tiempo es valioso, en especial para nuestros niños que van contra reloj. Ahora sé que nosotros perdimos mucho tiempo importante y no quiero que les pase a otros

Jamás es tarde, jamás es temprano, lo importante es HACER y nadie mejor que nosotros para hacerlo.

No nos podemos quedar con los brazos cruzados, esperando a que alguien más le enseñe a _____________(leer, contar, sumar, restar, caminar, hablar, llena el espacio con lo que tu quieras) a nuestros hijos, tal vez vivamos en una ciudad pequeña, tal vez esa escuela “perfecta” es muy costosa, tal vez nuestro hijo pueda MÁS de lo que el especialista trabaja con él, tal vez tu paciencia es poca, tal vez…. hay muchos PEROS los conozco todos porque todos los tuve un día yo también.

No tendré titulo de “especialista” no tendré “30 años” trabajando en el ramo, pero soy mamá! y mis hijos me han obligado a más, y sería completamente egoísta quedarme con eso para mí.

Así como cuando soplas un diente de león y vuelan sus semillas a un lugar nuevo donde crecerá un nuevo diente de león, así quiero que lo que comparto vuele y se plante en cada uno de los que me leen. No porque tenga TODA y la ÚNICA verdad, sino porque jamás haré algo para dañar a mis hijos, pero tampoco haré algo para entorpecer su desarrollo, y lo que deseo para mis hijos lo deseo también para los de ustedes. Y por que creo en mis hijos, creo en los hijos de ustedes, y porque creo en mi, también creo en ustedes.

EDITADO: El evento termino, gracias por haber estado ahi en los proximos días pondre un resumen