terapia de lenguaje en casa : 3 momentos ideales

Hace una semana me mandó mensaje una mamá de otra ciudad, iban a venir y quería mi opinión sobre el lenguaje de su hijo Fer, o más bien sobre su poco lenguaje.

Me dijo que Fer está por cumplir 8 años y casi no habla, y entiendo su preocupación, además Fer tiene un problema auditivo que le hace más compleja la situación 
Tengo años usando communciation partners, ver los errores que cometemos como padres en cuanto a lenguaje me es fácil, no soy perfecta, yo también los hago, pero a veces no logramos ver que hay cosas que hacemos que les afecta de manera directa o inderectamente en diferentes áreas, una de ellas : lenguaje.
Ayer vi a Fer y a su mamá, y yo creo sinceramente que tiene toda la capacidad de hablar, lo poco que logre escucharlo puede emitir sonidos, repetir palabras y hasta espontáneamente decir palabras, sonidos y aproximaciones, pero el simplemente escoge no hablar y he visto a muchos niños así, Elías era uno de ellos, Eva era otra.

¿por qué?

Ayer con Fer me enfoque en jugar con él. 
Un niño que no quiere hablar, va a hacerlo mejor por medio del juego porque es la oportunidad perfecta porque podemos tener

TRES momentos ideales para que un niño use una palabra:

1. Cuando el niño la necesita
2. Cuando el niño experimenta el significado
3. Cuando el niño comunica el significado sin palabras
Como es de costumbre tenía varias actividades para el, quería que fuera entre juego y trabajo, menos trabajo que juego,y me costó mucho,no lo conozco, no me conoce, es normal.
Pero logre encontrar algo que le gustaba, y logre sacarle dos palabras: más y azul. muy a fuerza, muy en voz baja pero las dijo.

Un juego tan simple, tan sin sentido, pero aparentemente muy divertido.

Simplemente meterle cubos por adentro de la camiseta, y quería más cubos, entonces que palabra tenía que usar? “más”…. no le iba a decir que dijera “cubos” porque es una palabra compleja, pero “más” era una palabra que seguramente podría decir, y claro que lo hizo! cuando hubo cubos azules le dije la palabra es “azul” y el repetía “zul” no queremos palabras perfectas, queremos sonidos, queremos interacción, y lo hubo.

Por qué las dijo?

1. Porque la palabra “más” se uso directamente en una situación
2. Porque el quería “más” cubos
3.Porque el estaba experimentando el “más”
4.Porque estábamos jugando
5. Porque acepte sus aproximaciones y no lo corregí
6. Porque le dí modelado y oportunidades para practicar
7. Porque el quería seguir jugando.

Encuentra esos tres momentos ideales, por medio del juego o en la vida cotidiana y aprovechalos, te darás cuenta que empezará a hablar más.