Esterilizar a la niña y mujer con síndrome de Down

En muchas partes del mundo, las mujeres utilizan diferentes métodos para controlar su fertilidad, incluyendo la esterilización voluntaria. Sin embargo, muy seguido, la esterilización no es una decisión que toma la paciente.

La esterilización se puede definir como “el proceso o acto de dejar incapaz de reproducirse a un individuo”

La esterilización forzada ocurre cuando una persona es esterilizada después de negarse al procedimiento, cuando se realiza sin su consentimiento o cuando no se le da la oportunidad de dar un consentimiento.

Los elementos que caracterizan la esterilización forzosa son:

  1.  Que el autor o autores hayan privado a una o más personas de la capacidad biológica de reproducción de manera irreversible.
  2. Que dicha esterilización no haya tenido justificación en un tratamiento médico o clínico de la víctima o víctimas ni se haya llevado a cabo con su libre consentimiento o se haya conseguido el consentimiento mediante engaño.

Algo de historia

El concepto de la esterilización forzada se basaba en el concepto de mejorar la población humana.

En la Alemania nazi la esterilización forzosa y masiva fue precursora del genocidio, y estas se realizaban a personas que tenían esquizofrenia, epilepsia y discapacidad mental congénita, pero estos programas de esterilización  no eran específicos de ese país ni de ese régimen.

En 25 estados de Estados Unidos en 1920, habían leyes que permitían la esterilización obligatoria de criminales y otras personas consideradas inferiores en el plano genético.

A lo largo de 70 años se calcula que en Estados Unidos se realizaron 70,000 esterilizaciones forzadas.

En Suecia se realizaron cerca de 1/4 de millón de esterilizaciones forzadas durante un siglo , incluso Charles Richet famoso por fomentar estas practicas ganó premio nobel de medicina .

¿Qué pasa en la actualidad?

En todos los países, las esterilizaciones forzadas son realizadas en niñas, jóvenes y mujeres con discapacidad por varias razones, como el manejo menstrual y cuidado personal, pero la mayor razón de porque los padres consideran esterilización a sus hijos, es por miedo a un embarazo resultado de abuso, actividad sexual o como contra medida de una posible falla de anticonceptivo.

“Después de más de dos décadas de investigar y documentar abusos, la razón para la esterilización forzada es para encubrir el abuso sexual contra mujeres y niñas ” Eric Rosenthal director de Disability Rights International

En muchos países se sigue debatiendo y justificando las esterilizaciones forzadas por los gobiernos, médicos, familiares y cuidadores diciendo que es por “el bien” de las mujeres y niñas con discapacidad. Sin embargo, la mayoría de las veces tiene muy poco que ver “el bien” de ellas y sus derechos, y tiene que ver más con factores sociales, como evitar inconvenientes a los cuidadores, la falta de mediadas adecuadas para proteger en contra del abuso sexual y la explotación de sus derechos.

En México 17 estados se pueden realizar este tipo de prácticas sin que sea un delito, aun y que implica la violación al derecho a la salud, a la igualdad y a la no discriminación, todos reconocidos en la Constitución mexicana.

Seis de cada diez niñas con discapacidad mental son esterilizadas sin su consentimiento en México.

En Colombia, la investigadora Inés Restrepo dijo “con la esterilización el riesgo de abuso no disminuye y, por el contrario, los abusadores se sienten más seguros para perpetuar sus acciones.”

Derechos Humanos Internacionales

El artículo 23 habla sobre Respeto del hogar y la familia, en el primer apartado dice lo siguiente:

Los Estados Partes tomarán medidas efectivas y pertinentes para poner fin a la discriminación contra las personas con discapacidad en todas las cuestiones relacionadas con el matrimonio, la familia, la paternidad y las relaciones personales, y lograr que las personas con discapacidad estén en igualdad de condiciones con las demás, a fin de asegurar que:

a) Se reconozca el derecho de todas las personas con discapacidad en edad de contraer matrimonio, a casarse y fundar una familia sobre la base del consentimiento libre y pleno de los futuros cónyuges;

b) Se respete el derecho de las personas con discapacidad a decidir libremente y de manera responsable el número de hijos que quieren tener y el tiempo que debe transcurrir entre un nacimiento y otro, y a tener acceso a información, educación sobre reproducción y planificación familiar apropiados para su edad, y se ofrezcan los medios necesarios que les permitan ejercer esos derechos;

c) Las personas con discapacidad, incluidos los niños y las niñas, mantengan su fertilidad, en igualdad de condiciones con las demás.

La Pena de Corte Internacional, considera la esterilización forzada como un crimen de lesa humanidad (crimen contra la humanidad) y es comparable a un tipo de abuso sexual.

El Comité de los Derechos de los Niños ha identificado la esterilización de niñas con discapacidad como una forma de violencia y espera que estas practicas sean prohibidas por la ley de cada país. El comité también ha explicado que justificar la acción “por el bien del niño” no puede ser utilizado ni justificar las practicas que tienen como conlfico la dignidad humana del niño

El Comité de la Eliminación de Discriminación Hacia las Mujeres considera la esterilización forzada una violación de los derechos de las mujeres infringiendo su derecho como humano y su dignidad, así como su integridad mental y física. El comité clarifica que al menos que haya una real razón médica que ponga en peligro la vida, la práctica de esterilizar a las niñas, aun y que tengan una discapacidad, y de mujeres adultas en ausencia de su completo e informada decisión y consentimiento, debe ser prohibido por la ley.

Las Naciones Unidas dicen que la esterilización forzada viola la integridad física y es considerada como violencia contra la mujer. Así como considerar este acto como tortura o un trato cruel e inhumano, poniéndolo como un crimen en contra de la humanidad.

¿Qué toca hacer con nuestros hijos con discapacidad?

 

“Así como les enseñamos a leer, escribir, a sumar o restar, hay que enseñarles también a gestionar sus emociones y sus impulsos y para ello, hay que explicarles desde edades tempranas qué es la intimidad y cómo gestionar el conocimiento de su propio cuerpo”.  Natividad Gonzalez, madre de una niña con síndrome de Down

Debemos :

 

1-. Informar acerca del concepto de lo público y lo privado
2-. Enseñar la diferencia entre un contacto adecuado y uno no adecuado
3- Educar en los tipos de contacto adecuados en función al tipo de relación
4-. Enseñar a decir no y a resistirse ante lo que no gusta o uno no desea
5-. Motivar a expresar preferencias y gustos
6-. Reforzar las conductas apropiadas a cada edad

Puedes encontrar más información sobre estrategias para reducir riesgo de abuso sexual

Pero sobre todo entender que la educación de nuestros hijos y la inclusión por la que luchamos no es solo para que sean aceptados en una escuela o en una comunidad, sino para que a largo plazo tengan una vida feliz y plena, donde sean realmente vistos como cualquier persona con gustos, anhelos y necesidades.

Down España tiene esta guía sobre Relaciones Afectivas y Sexualidad

Más información:

Cómo utilizar el derecho penal internacional para impulsar reformas legislativas que incorporen la perspectiva de género (2006)

Discapacidad a través de la historia.

ONG Señala esterlizaciones y violaciones a enfermas mentales

Esterilización de niñas y mueres con discapacidad 

Niñas y mujeres sin justicia

¿Quién decide esterilizar a una persona con discapacidad?