El hijo que pedí

Recuerdo perfecto cuando era una niña. Nadaba con Lucy, una joven con Síndrome de Down. Fue ahí cuando descubrí que yo sería una mamá diferente.

Soy Ana, mamá de Emiliano y mi más grande deseo siempre ha sido ser mamá, no hay recuerdo más divertido de mi madre que verme de apenas unos años pariendo a un delfín, si, no me pregunten donde lo ví, pero desde que nací yo ya era madre, nací pero eso.

Mi más grande sueño llegó hace apenas 2 años 8 meses, vivíamos en Cancún, sin familia, solo Javier y yo. Después de más de 30 horas de labor de parto, llegó Emiliano por cesárea, el joven se dió unas volteretas en la barriga, así que no iba a salir de la forma tradicional.

Recuerdo ver los ojos de papá, rojos, con lágrimas(el ya lo sabía). Llegó el genetista y nos dijo “el bebé presenta unos rasgos de síndrome de down” ; lloré como si fuera una niña. Había imaginado toda una vida, y en un momento, tenía que construir nuevos sueños.

Mi madre llegó desde Torreón, y dijo “y?? Es mi nieto, y eso es lo que importa” desde entonces no ha habido un día que no sea tratado como cualquier otro niño.

Cardiopatía? Además del síndrome de down, tendría que ser experta en medicina?? Ese día que supe que algo fallaba en el, no deje de llorar. Esas ganas de darle mi corazón, de compartir con el mis latidos, como el compartía conmigo sus sonrisas.

Afortunadamente, llegaron personas a nuestras vidas que hicieron todo más fácil. Emiliano fue operado por cateterismo a los 7 meses, una intervención aparentemente sencilla pero … Para quien es fácil dejar a su bebé en las manos de otro??. Aún me late rápido el corazón cuando recuerdo ese momento.

No ha Sido fácil, pero ha Sido divertido. Encontrarme con otras mamás, dónde podemos hablar el mismo idioma, dónde podemos soñar juntas, dónde podemos planear , es definitivamente de lo más hermoso.

Hoy, seguimos trabajando en la construcción de nuestro mañana, dando pequeños pasos con apoyo, los últimos meses dependiendo de mamá para todo. Afortunados de disfrutar a ese bebé por mucho más tiempo, sin prisas.

Agradezco a la vida, por enviarme un gran maestro, aquel que va de una terapia a otra para hacer aquello a otros nos viene de forma natural. Agradezco vivir en el ahora, con la idea de transformar nuestros días para que mañana, sea él quien ayude a otros a inspirar.

Soy Ana mamá de Emiliano y soy mamaupmamadown.

Invitados del Blog

Estos son escritos que he pedido a diferentes padres y familiares, con historias dignas de leer, porque todos hemos pasado por situaciones diferentes para llegar a este camino del síndrome de Down, si te gustó, puedes leer otras aquí