Primera entrega de calificaciones en la Secundaria

El otro día cuando puse lo de soltarlo no es tan fácil, alguien puso un comentario diciendo “que a mi me ha afectado más la adolescencia que a Elías” y ciertamente este último semestre ha estado lleno de emociones.

Desde el que lo asignaran a la escuela que queríamos, a pasar por una serie de dificultades que nos hacían creer que debíamos buscar otra escuela, a agarrar motivación y luchar de ser necesario por su lugar, a que nos aseguraran que ahí tiene su lugar, su primer día de clases, hablar con la nueva maestra de apoyo etc etc y así , día tras día he ido tachando una preocupación menos.

Cuando anuncie que iría a la secundaria, hubo gente que me dijo que aun no estaba listo, que lo retuviera un año o dos más, que se lo “comerían en la secundaria” , y cada cambio de “nivel” ha sido una preocupación y estrés, pensando ¿estará listo? ¿podrá?

Tal vez académicamente no está listo, quizás si dejáramos pasar uno, dos, tres  o diez años estaría más preparado, pero creemos que eso no es lo importante, creemos que si se cree en él, se pueden dar cuenta que a pesar de su lenguaje “mocho”, de su letra por sin ningún lado, con todo lo que le pudiera faltar, el tiene el derecho de estar ahí y la capacidad de aprender a su ritmo, a su manera, a su nivel, ¿qué eso no debería ser la inclusión?

Y yo , sinceramente , estoy agradecida por vivir en una comunidad que ha logrado ver, tanto en Elias como en Eva, esa individualidad, ese potencial. Por creer que pueden ¿qué? no sabemos! pero hacemos el intento, y si no lo creen, ya conociendolos, se van dando cuenta de lo maravillosos que son, con todo el “extra” que traen.

Hoy tuve junta en la secundaria sobre las calificaciones

Ya había visto los exámenes, ninguno adecuado, la mayoría reprobados, así que sabía que las calificaciones no se iban a ver nada “bien”

La reunión empezo con la maestra asesora del grupo 1ºD presentándose, es la maestra de inglés, no la conocía en persona, pero he logrado ver, a través de la libreta, que ha trabajado con Elías. Quién hubiera pensado, que la maestra que más ganas le iba a echar, era la de inglés! sobretodo en secundaria!

Dijo que estaba muy contenta con el grupo, que le toco un grupo hermoso, y que era un gran reto por tener dos alumnos con “necesidades educativas”, pero que al menos ella estaba haciendo sus actividades con ellos , sin descuidar al grupo.

Total, empezo a entregar las calificaciones, a nombrar uno por uno, cuando dijo Elías Medina y le dije que yo era la mamá, me dice: “Elías es un niño maravilloso, ay me encana! ” con una gran sonrisa genuina, luego pregunta a los demás “conocen a Elías?” y escuche siiiiiiiii (un sí feliz, si es que eso existe !) y luego continua diciendo “estoy sorprendida, todo capta, es muy inteligente, ya sabe números, letras, vocabulario y empieza a seguir instrucciones en inglés”

Al parecer es a la maestra que más le hace caso, y que le dijo que la quería mucho.

Yo la verdad trate de contener las lágrimas, eso es lo que más quiero en la vida, que la gente logré ver más allá del síndrome de Down, y vea capacidad, vea la persona maravillosa y genial que es.

Me pregunta mi esposo cuando le platique, que si ya estoy más tranquila? y la verdad, siento como un gran peso se me va quitando de encima, sabiendo que está en un grupo hermoso, con buenos compañeros, con una buena maestra de apoyo y una gran asesora. Paso a pasito, uno a la vez, caminando hacia adelante.

via GIPHY