Le digo mil veces que no lo haga, y lo hace más !

Escrito por James Macdonald

He visto que muchos de nuestros niños con discapacidad no encajan en la sociedad por como se comportan.

Los padres frecuentemente no tienen idea de como su comunicación determina como se comportara el niño.

Normalmente cuando un niño se comporta mal, los padres inmediatamente le hablan, incluso responden más a los comportamientos no deseados y mientras lo sigan haciendo el niño continuará.

Los niños estan más acostumbrados a escuchar:

“no agarres eso” “bajate de ahí” “deja de morderte el dedo” “no le pegues” “no no no”

Algunos niños operan bajo la regla de “Amame u odiame, pero no me ignores”

Lo primero que hay que ver cuando tu hijo se comporta de maneras no adecuadas es ver que tanta interacción tienes con el en los momentos buenos. Si es necesario, empieza a tener interacciones agradables cuando tu hijo se este comportando bien, y pon atención en si los comportamientos negativos empiezan a disminuir.

Los comportamientos retadores son mucho más complicados que esto y no estoy diciendo que sea una solución fácil, sin embargo, muchos padres han aprendido que respondiendo a comportamientos positivos e ignorando comportamientos negativos, pueden hacer una gran diferencia.

El poder de hacer “nada”

Papá : Le digo mil veces que no haga eso, y lo hace más
Dr. Macdonald : Sé que han tratado de hacer muchas cosas para parar el comportamiento, pero no han intentado algo importante
Papá: qué?
Dr. Macdonald: Hacer “nada”

Cuando un niño esta acostumbrados a obtener atención por comportamientos inapropiados y deja de tenerla, el seguirá intentando obtenerla y eventualmente aprende qué funciona y qué no. Y todo lo que los padres tuvieron que hacer fue … “nada”.

Para asegurarnos que “hacer nada” no lastime la relación, recomendamos esta estrategia SÓLO cuando los padres están constantemente en interacción positiva con el niño. Cada niño aun el más aislado y “atrasado”, quiere y desea atención de sus padres. Si los padres no lo atienden cuando se porta bien, entonces el niño intentará lo que sea para obtener lo que quiere.

 Usa la siguiente guía para practicar y lograrás dos cosas: primero crear una relación con tu hijo y prevenir malos comportamientos, y segundo,  manejar los malos comportamientos en el momento, y  así reducir la intensidad y ponerles fin.
  •  Pregúntate ¿Quiero que este comportamiento continúe?
  • Atiende y habla a los comportamientos que quieras más
  • No le respondas ni le hables a los comportamientos que quieres quitar
  • Mira a otro lado cuando tu hijo se comporte de mala manera
  • Sigue con lo que están haciendo, aun y con la resistencia o quejas del niño
  • Ignora comportamientos bizarros o no productivos
  • Recuerda que tu comunicación es como dinero – es un premio
  • Enseña a otros a atender a lo positivo e ignorar lo negativo
  • Guarda la lección moral para después cuando el niño este abierto a escucharte
  • Responde y habla cuando tu hijo se comporte adecuadamente
  • Responde y habla a los pequeños pasos de su desarrollo

Responde más a los comportamientos que quieres aumentar
Responde menos a los comportamientos que quieres eliminar