Síndrome de Down y Leucemia

Las personas con síndrome de Down, presentan un cromosoma extra en el par 21, al tener este material genético extra causa estragos de diferentes tipos, entre estos mayor riesgo a la leucemia, de 10 a 30 veces más a menudo que en la población general de niños. La gran mayoría de los casos ocurren en los primeros 5 años de vida.

Aproximadamente el 10% de los recién nacidos con síndrome de Down tienen un mayor riesgo de padecer una enfermedad llamada leucemia transitoria, la cual desaparece por sí sola sin tratamiento en solo unas pocas semanas o meses. En la prueba de sangre, la cantidad de glóbulos blancos es muy superior a la normal y también hay glóbulos blancos inmaduros (“blastos”) presentes en la sangre. Si bien esta condición se resuelve sin tratamiento, la preocupación es que existe un 30% de probabilidades de que estos bebés desarrollen leucemia mieloide aguda o AML más adelante en la infancia.

En los primeros 3 años de vida, la leucemia no linfoide es la forma más común de leucemia en niños con síndrome de Down; después de los 3 años, aproximadamente el 80% tiene leucemia linfocítica aguda y el 20% tiene leucemia no linfocítica.

Leucemia en el síndrome de Down

¿Cómo detectar si tu hijo tiene leucemia?

Lo que me comentaron varias familias, es que aunque los exámenes se hicieran cada equis tiempo, la leucemia aparece de repente, y son los síntomas lo que hacen sospechar a los doctores de este posible diagnostico:

  • Moretones
  • Sudoración excesiva (sudores nocturnos)
  • Fatiga
  • Fiebre
  • Presión bajo las costillas izquierdas inferiores a causa de la inflamación del bazo
  • Pequeñas marcas puntiformes y rojas en la piel (petequias)
  • Debilidad

Síntomas de Leucemia

Información tomada de DS Health , Amercican Cancer Society  , AME Groups,