Cómo logre que mi hija me esperara en un baño público

Con Eva, la conducta ha sido la parte más difícil, y mientras Elías siempre ha seguido instrucciones, con Eva me he tenido que poner creativa, hoy les quiero compartir un tip que me sirve a la horade ir a un baño publico y que me espere sin que se vaya

Ir al baño en un lugar público puede ser algo difícil cuando tienes un hijo con problemas conductuales, ese miedo de que se te vaya a ir, es latente, así que mientras estaba chica, una de dos 1. íbamos al baño familiar, o 2. la metía conmigo en el baño, así me aseguraba que Eva no se iría a ningún lado, mientras Elías me esperaba afuera tranquilamente sin problema.

Pero es lógico que hay que ir soltando, ella va creciendo, y no podíamos estar así siempre así que idee un juego, tomando las bases de lo que he aprendido referente a manejo de conducta.

Sé más divertida que cualquier distracción

El Dr. James Macdonald, en su programa de communication partner, habla principalmente como lograr ser compañeros efectivos de comunicación, pero también toca muchas cuestiones conductuales, porque al final, la conducta es una manera de comunicar, y lo que he aprendido, es que muchas veces las distracciones son mucho más divertidas que uno, que por eso es más fácil que no nos hagan caso a nosotros.

Así que este “tip” es un juego, que requiere que seamos divertidos para que no se nos vaya a ir.

Primero, la metía conmigo al baño, pero yo iba al baño y luego cuando termianaba me salía, y ahora era su turno de ir al baño, mientras ella hacía lo suyo, yo me esperaba afuera, justo atras de la puerta, y metia mi pie, y le decía en tono de juego “hooolaaa Eva” y a ella le daba risa, y ella decía con su pie “hola mamá!” y así jugabamos, ella adentro del baño, yo justo afuera.

Luego la siguiente ocasión, ella iba al baño y yo me esperaba afuera y haciamos la rutina de jugar con el, luego ya cuando ella terminaba, yo entraba y SIN que yo hiciera de mis necesidades ja y le decía me esperara ahí y sacaba mi pie y le decía Evaaaa donde estas?? y ella con su pie respondía “aquíii “.

Al inicio es super importante estar atentos ante la posibilidad de que se vaya a ir, así que por eso digo que las primeras veces lo hacíamos ya sea que si realmente tenía yo que ir al baño, entrabamos juntas y luego yo me salia y la dejaba adentro, o si no tenía que ir al baño, solo entraba para jugar y que ella creyera que estaba en el baño, pero realmente solo era practicar.

Quizás no me estes entendiendo del todo por eso te dejaré este video (es de hace dos años!)

Las siguientes ocasiones ya íbamos cada quien a nuestros respectivos baños, a veces al lado, otras veces separados, pero si ella salía primero que yo, me empezaba a buscar “mamá, mamá dónde estas?” y yo sacaba mi pie y le decía aquííí , y ella iba y me buscaba y empezábamos el juego de pies.

Espero les sirva este pequeño tip, que para mí, fue una manera de lograr tener la tranquilidad de ir al baño con la seguridad de que Eva no se iría.