Carta de una hija a su papá con síndrome de Down

Hace un mes compartí en facebook el video de Sader Issa un joven estudiante de odontología que comparte que su padre tiene síndrome de Down y lo mucho que lo admira pues lo sacó adelante, ahora es una mujer, Richie Anne que escribe esta carta a su padre con síndrome de Down, que cuenta una historia diferente a la de Sader.

Me encantaría saber más de ambos casos, pero me quedo con lo importante: dos hombres con síndrome de Down que son padres, impresionante, no?

Carta a su papá

El día de hoy representa un momento muy especial y milagroso en tu vida. Hoy cumples 50 años y me siento muy bendecida de que continúes viviendo una vida larga y hermosa.

Los doctores aún siguen asombrados!

Se que no podrás leer esto, ya que no se si tengas Facebook pero quiero que todo el mundo sepa lo orgullosa que estoy de que seas mi padre. Quiero que todo el mundo sepa lo hermoso que eres por dentro y por fuera.

Papá me tomó muchos años tener el coraje suficien

adulto sindrome de down

te para enfrentar a todos porque no todos podían saber toda la verdad ya que es bastante confuso.

En la escuela, me molestaban mucho porque decían que eres diferente. De niña no te vi diferente, te vi como padre. No entendía por que se burlaban de mi y me llamaban anormal. Lo entendí más tarde y me volví una cobarde. Pero mereces más que la hija cobarde que soy. Mereces amor, compresión, paciencia y aceptación como lo debería tener cualquier persona con síndrome de Down. Aquí te estoy preparando un mensaje de cumpleaños porque nunca he hecho tal cosa. Te mereces mucho más.

Papa tu eres el ser humano más fuerte y valiente que conozco. Durante casi toda tu vida, has permitido que los médicos inserten agujas en tu cuerpo, un montón de cirugías, toda una vida haciendo diálisis y una larga lista de limitaciones, pero rara vez te quejas.

Eres el amor más fuerte porque después de todas esas cirugías, procedimientos y noches en el hospital, pudiste decir “wa ko mohadlok mamatay Kay ni salig ko sa Ginoo” ( no tengo miedo porque confío en el Señor). Siempre tienes una sonrisa en tu cara después de un largo día de diálisis o después de un episodio de hipoglucemia. Eres el más valiente porque has pasado por tantas cosas y nunca, ni siquiera una vez ha tenido miedo. No puedo imaginarme ponerme en tus zapatos.

Te he visto en tu peor momento, cuando te derrumba y decías que estabas cansado. Al escuchas esas palabras “Kapoy na” (estoy cansado) o “Sakir kaayo”. Realmente me dolía verte así, llore durante días y ya no podía soportar volver al hospital. Te he visto llorar porque el líquido lastima a tu rodilla. No puedo sentir tu dolor, pero como me gustaría poder tomar tu lugar para que no tuvieras que sentir más dolor.

padre e hija

Perdiste los dientes, pero eso nunca te molestó, ni te impidió comer la comida que amas. Siempre pierdes tu dentadura jaja ¡y se que lo haces a propósito! He olvidado como te veías con dientes o con pelo.

Papá ninguna cantidad de palabras puede resumir cuanto siento ser una hija ausente.

Lamento no hacerte traído a la playa más a menudo o no llevarte tu comida favorita o no visitarte más seguido de lo que debería.

Si hay algo de lo que me arrepiento, es ocultar te de mi vida porque todavía soy la misma niña que tenia miedo de ser intimidada, pero te quiero más de lo que te Imagina y siempre me siento muy inspirada por ti.

Me inspira lo mucho que amas al Señor y ahora yo amo también al Señor, es asombroso lo increíblemente inteligente que eres.

Todo el mundo te adora y lo sabe siempre logras hacer reír y poner una sonrisa en la cara de todos. Tu también molestas a la gente, pero te amamos de todos modos entiendo que tienes días buenos y días malos (tus días malos también son nuestros días malos jaja) puedes ser cruel a veces y alejar a todos, incluyéndome a mi,pero así eres tu y esta bien esta bien ser diferente.

Podría seguir hablando de ti, pero sería demasiado largo. Feliz cumpleaños, papá! Gracias por llamarme siempre tu niña, porque siempre lo seré. Soy fuerte y valiente gracias a ti y te quiero mucho papá. Creo que ahora soy lo suficientemente grand como para defenderme de los bravucones.

Con mucho amor, tu hija.

Info tomada de síndrome de Down BCS @sindromededownbcs