Estimular la comunicación con juegos de intercambio



APRENDER – Comunicarse y aprender requieren del habito social de intercambio. Los niños aprenden a dar y recibir cuando tienes juegos de intercambio con ellos. Estos juegos pueden ser cualquier cosa. Empieza con algo que tu hijo pueda hacer, como saludar, darte un juguete, hacer un sonido o decir algo. Los niños a menudo esperan que hagas todo por ellos y no aprenden a dar y recibir , y es una habilidad de por vida para todo tipo de aprendizaje y comunicación.

PRACTICAR – Empieza con algo con lo que hijo juegue sólo. Puede ser un muñeco de peluche , un bloque de Lego o lo que sea, empieza intercambiar de una manera de juego. Asegúrese de que el lo obtenga rápidamente, para que no piense que esta perdiendo. Después hazlo divertido. Ponlo en tu cabeza, estornudalo, mételo en su camiseta y luego extiende su mano para que te lo de. Puedes hacer un sonido o decir una palabra con ello. Haz lo que sea que tu hijo este listo para hacer. Esto le dará la regla basica social de DAR Y RECIBIR. Los niños que no están habituados a dar y recibir, aprenden y se comunican menos de los que si lo hacen.

LLEVE UN RECORD – Hagan una lista de las cosas que el intercambie y una lista de cuanto tiempo estuvieron tomando turnos. Practica esto diariamente hasta que se haga un hábito. Una vez que este hablando hazlo con palabras y tendrás un niño conversador.

El intercambio es un juego de aprendizaje de gran alcance.

Communication Partners,
Dr. Jim MacDonald

* * * * * * * * * * * * * * * 

Algo de nuestra experiencia con juegos de intercambio

Cuando conocimos a Eva, tenía 4 años, casi nada de lenguaje, una energía interminable, “berrinchuda” y claro no sabía tomar “turnos” no sabía jugar intercambiando, pues supongo hasta ese momento no tenía mucha oportunidad para tener juegos de este tipo, y aun ahora a veces se le dificulta hacerlo, pero es un proceso.

Durante horas íbamos a visitarla casi a diario, y tratar de “conectarnos” con ella y entretener a una niña que no conocíamos era muy cansado, pero le encontrabamos el modo, y parte de ya teníamos las bases de “compañeros de comunicación” por que es lo que habíamos estado implementando con Elías ya por dos-tres años.

Este es un vídeo de un ejemplo de un “juego de intercambio”.

Ella observa lo que Elías hace, ella lo hace también, la invito a que lo haga con la muñeca y luego cede el turno a que Elías lo haga.

Juegos tan sencillos, tan “sin sentido”, pero tan entretenidos son la manera en la que jugamos mucho con ella durante mucho rato, sin mucha palabra, sin mucha “enseñanza” sólo tratar de obtener su atención, mantenerla tomando y cediendo turnos y simplemente interactuando.